Páginas vistas en total

lunes, 18 de agosto de 2014

aunque no reproducimos hechos de sangre, ni crónica roja, hacemos una excepción con el caso de Sophia, la joven bioquímica asesinada por Fernández Chambi de 23 detenido y condenado a 30 años en un caso inédito de justicia veloz. crónica de El Deber de SC

Ronald Iván Fernández Chambi declaró ante el fiscal José Parra el crimen de Sophia Leticia Calvo Aponte. Las evidencias contundentes llevaron a condenarlo ayer en un procedimiento abreviado. Quemó las pertenencias de la mujer y sustrajo dinero.


1 Diga usted todo lo que sabe al respecto.
Tuve la idea de robarle el vehículo para impresionar a una chica que me estaba dejando. Así que el miércoles y el jueves planifiqué atacar a esta señora. El viernes desde de las 20:00 esperé que la señora subiera al cuerto piso, subiendo ella por el ascensor. A esa hora no había ningún otro vehículo parqueado solo el de ella en el espacio número equis.
1. Tomé en cuenta que en este lugar hay una cámara de seguridad que no graba porque no tiene memoria, pero la imagen se observa desde la oficina. La señora se acercó, desaseguró el vehículo con su control remoto, yo estaba escondido en la parte trasera. Cuando la señora estaba por subir la ataqué por detrás con un cuchillo, luego la agarré del cuello y con fuerza la empujé hacia el asiento delantero derecho. Ella reaccionó y, como solté el cuchillo, lo tomó y se defendió tratando de golpearme en la cara y en la cabeza; también pretendía tocar bocina con los pies. Volví a apretarle el cuello hasta dejarla inconsciente.

La jalé de los pies para subirla al maletero y la abusé sexualmente. Conduje el vehículo hasta el piso 7, bajé a pie al cuarto piso y me cambié el pantalón vaquero que vestía porque estaba manchado de sangre. Luego subí al piso 7 y bajé conduciendo el auto hasta la calle alrededor de las 21:30. recuerdo que fui por la calle México, por La Ramada, por la avenida Irala hasta llegar al consulado de Japón, donde dejé parqueado el vehículo. Retorné al parqueo en taxi porque se cerraba a las 22:30; a es ahora la cajera cerró la oficina y se fue con su cortejo. Yo me quedé hasta las 23:30 e hice el inventario de los motorizados que se quedan. Después volví al auto y me fui a bolichear por la Villa Primero de Mayo, por la avenida 15 de Agosto, tomé una cerveza en un local y, como el auto marcaba poca gasolina, salí a buscar dónde cargar. Al salir una moto patrullera me hizo parar y, como no tenía licencia, me llevaron a una seccional de la Villa Primero de Mayo. Me dio miedo que me descubrieran con el cadáver y les pedí que me disculparan por ser la primera vez.
Así me fui con el vehículo nuevamente al boliche a continuar bebiendo hasta las 5:00 (del sábado). Busqué gasolina nuevamente para deshacerme del cuerpo, pero no hallé dónde echar y, como estaba amaneciendo, me fui a mi casa a cambiarme de ropa. Ahí estaban mi cuñado Juan, mi hermana y mi sobrina, quien me abrió la puerta, pero no llegué con el auto a mi casa, lo dejé a una cuadra para que no sospecharan.
Después, como a las 7:30, salí en el auto por la Tres Pasos al Frente, llegué al surtidor, pero como no tenía plata busqué en la cartera de la señora y encontré Bs 500. Cargué Bs 100. Me fui hasta la Pampa de la Isla, en una feria me compré un CD para ir escuchando música en el vehículo; me fui hasta llegar a un árbol, donde quemé las cosas de la señora con un bote de alcohol que compré en una venta.
Seguí conduciendo unos 30 minutos hasta hallar el asfalto que seguí hasta llegar a un retén policial. En este retén los policías me pararon y me pidieron la licencia, como no tenía me dijeron que pasara a la oficina. Me preguntaron por qué manejaba sin licencia, si tenía carné y dónde iba. Les dije que no tenía licencia y que iba a un pueblito cercano a una fiesta. Me pidieron que abriera las puertas y el maletero y no tuve más salida que confesarles que en el maletero llevaba un cadáver y los policías lo abrieron y encontraron el cuerpo de la dueña del vehículo.
2 Diga si recibió o realizó llamadas telefónicas.
A eso de las 9:30 (del sábado) recibí una llamada a mi celular de la señora María Eugenia, de la limpieza del parqueo. Me preguntó si la noche del viernes había visto bajar a la señora del auto blanco. Le respondí que a esa hora yo no estaba en el parqueo. Le dije por qué la pregunta. Me contestó que sus familiares la estaban buscando. Después de 15 minutos me volvió a llamar diciéndome que fuera al parqueo a las 13:00. Dijo que estaban revisando los videos para ver qué pasó con la señora.
3 Diga dónde se encuentra el cuchillo. 
Lo boté por la madrugada cuando recorrí las calles. También boté el celular de la señora, un Galaxy S4  

No hay comentarios:

Publicar un comentario